Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
¡Envíos a todo el país! Consultanos los costos. ¡Tenemos promociones!
(011) 4865-7871 [email protected]
Close
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Gallo 491 (C1172ABI)
(011) 4865-7871 [email protected]
Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Armas de Asedio Romanas – Parte 2

Los romanos eran soldados ordenados y precisos, con una capacidad que muchos escuadrones han de haber envidiado. Sus generales tenían estrategias bien definidas que muchas veces eran la diferencia entre ganar o perder una batalla. Las legiones romanas solían ganarlas. Igualmente, sus tácticas y su capacidad en el campo de batalla no era lo único que los diferenciaba de otros batallones: las armas de asedio romanas eran otros de sus tantos ases bajo la manga.

Armas de Asedio Romanas – Ariete

Los arietes pertenecen a las piezas tecnológicas más simples que existen: un tronco con un extremo afilado o endurecido. Los romanos, sin embargo, llevaron estos objetos desafilados a nuevos niveles.

El ariete tenía un importante papel simbólico. Su uso marcaba el comienzo de un asedio y, una vez que el ariete golpeaba las paredes de una ciudad, los defensores perdían cualquier derecho a cualquier cosa que no fuera la esclavitud o la muerte.

Hay una buena descripción de un ariete del asedio de Jotapata, en la zona que hoy ocupa Israel. Ese ariete estaba inclinado, su cabeza era de metal y se balanceaba desde una viga en lugar de ser transportado. A veces, los hombres que empujaban hacia atrás el ariete antes de proyectarlo hacia adelante, se protegían aún más con un escudo ignífugo llamado testudo, parecido a las formaciones de escudos tipo tortuga de la infantería. Un refinamiento adicional era una cadena enganchada en la punta de metal del ariete que permanecería enganchada en cualquier agujero y quitaría más piedras cuando el arma se balanceaba hacia atrás.

El ariete era muy simple y muy efectivo. Josefo, el escritor que vio la gran viga oscilando contra la ciudadela de Jotapata en el 67 d. C., escribió que algunas paredes fueron derribadas de un solo golpe.

Armas de Asedio Romanas – Minas

Los explosivos enterrados de la guerra moderna tienen sus raíces en la simple excavación de túneles para literalmente “socavar” las paredes y las defensas enemigas.

Los romanos eran ingenieros brillantes y, con un estado construido casi en su totalidad en torno a los requisitos militares, las habilidades necesarias para extraer los metales preciosos también formaban parte del arsenal básico del sitiador.

Los principios eran muy simples. Los túneles eran excavados bajo defensas específicas con accesorios que podrían ser removidos, generalmente al ser quemados o mediante productos químicos, para colapsar primero los túneles y, luego, las paredes de arriba.

Si hubiesen podido evitar la excavación de minas, probablemente lo hubiesen hecho. Era una tarea enorme y lenta.

Los romanos fueron guerreros hábiles, estrategas avezados e ingenieros de primera línea. Las armas de asedio romanas allanaron el camino para todas las armas de asedio que surgieron cientos de años después.

Traducción y adaptación: http://madefrom.com/history/antiquity/important-roman-siege-engines/

(011) 4865-7871
[email protected]
Gallo 491 (C1172ABI)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina