Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
¡Envíos a todo el país! Consultanos los costos. ¡Tenemos promociones!
(011) 4865-7871 [email protected]
Close
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Gallo 491 (C1172ABI)
(011) 4865-7871 [email protected]
Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Breve historia de la daga

La daga es un arma blanca con una mala reputación que se mantiene hasta el día de hoy.
A través de la historia se la vinculó con asesinatos, traición, sacrificios humanos y, hasta tentativas de golpes de estado. El caso más famoso de un asesinato con una daga fue el de Julio César, que sufrió 23 puñaladas, una por cada uno de los miembros del Senado. Y, el caso más reciente,*spoiler alert* la estocada final a Meñique… pero ¿Dónde nace la daga?.

Su nombre proviene del latín daca, cuchillo de lámina aplanada, remate agudo y doble filo con guarda para proteger el puño. El largo oscila entre los 30 y 40 cms, es más larga que un puñal y más corta que una espada.

No se sabe exactamente quién la inventó, pero al igual que el hacha de batalla, también evolucionó a partir de herramientas de la prehistoria.

Pequeña línea temporal

Daga en la Edad de piedra

Fue una de las primeras herramientas del hombre, un cuchillo que se utilizó para la caza, la construcción, la cocina, y como bien sabemos, la lucha y la defensa. Los materiales más comunes para su fabricación eran: hueso, marfil y sílex (variedad de piedra muy dura).

Daga en la Edad de bronce

Su aparición más temprana data del III milenio a. C. tiene su origen en los trabajos del cobre del Mediterráneo, el Mar Negro, y la Mesopotamia.

Daga en la Edad media

Entre la ballesta, el arco y la lanza, la daga es uno de los tipos de armas que usaron los ejércitos feudales donde la lucha cuerpo a cuerpo era parte del campo de batalla.
Eran un tanto pequeñas de forma que pudieran ser usadas y transportadas con facilidad, también eran fáciles de esconder en el abrigo o en las mallas.
De esta época datan dagas con decoración en la empuñadura e incluso con incrustaciones de piedras preciosas.

Daga en el Renacimiento

Fuera del sitio de combate y gracias a su tamaño, se volvió popular como arma de defensa personal y formaba parte del vestido diario. Incluso eran la única arma que los plebeyos tenían permitido llevar en su persona.

Daga en la Edad moderna

Fueron parte de las trincheras de la primera guerra mundial y una pieza importante de las dictaduras italianas y alemanas, todas sirvieron en combate y situaciones de sigilo.
Desde su primera aparición hasta la actualidad, las dagas fueron una herramienta importante en la guerra, a pesar del continuo desarrollo de otras armas, como las de fuego.

Hoy en día, es más sencillo conseguir una daga sin tener que traicionar a nadie. Solo tenes que acceder a nuestro sitio web o visitarnos en nuestro showroom (Gallo 491, CABA).

Encontrá nuestras dagas

(011) 4865-7871
[email protected]
Gallo 491 (C1172ABI)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina