Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Close
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Gallo 491 (C1172ABI)
(011) 4865-7871 [email protected]
Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Falcata Ibérica – Espada de Alejandro Magno – Acero Marto

En Amaterasu nos esforzamos por ofrecer lo mejor de lo mejor. Un mes atrás llegaba nuestro cargamento de espadas y acero toledano Marto, líderes indiscutidos en la forja de filos desde hace cientos de años. En ese cargamento llegaron maravillas de todo tipo, entre ellas, la falcata ibérica.

Falcata Ibérica

La falcata ibérica, como bien indica su nombre, es de origen íbero y es anterior a la llegada de los romanos a la región ibérica. Su nombre significa “espada en forma de Hoz”, y se cree que su origen reside en los cuchillos con forma de hoz que se utilizaban en la Edad de Hierro. Fue introducida en la región por los celtas. Existen versiones que indican que es una versión de la kopis griega, pero otras hipótesis sitúan a la falcata como contemporánea a la kopis, por lo que compartirían su origen.

Se trata de una espada corta, con una hoja de alrededor de 50 cm. La hoja es de un solo filo, aunque también existen aquellas falcatas con un contrafilo en la punta. Esta variante indica que también se usaría para dar estocadas, además de como arma de corte. Tiene una forma muy característica: convexa en la parte inferior y cóncava en la parte superior.

La falcata ibérica impresionó a las legiones romanas. Las crónicas de la época relatan que los romanos tuvieron que reforzar sus escudos luego de enfrentarse a ellas. También, aparte de su gran capacidad de corte, los impresionó la calidad del hierro con las que estaban fabricadas. Las placas de hierro eran enterradas bajo la tierra por dos o tres años para que sufrieran un proceso de oxidación. Este tratamiento eliminaba las partes más débiles del hierro. Luego, eran forjadas tres láminas juntas al calor. La lámina central era la más larga y de allí se fabricaba la empuñadura, que solía tener forma de gancho.

La falcata ibérica de Alejandro Magno

Alejandro III de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno, usaba una magnífica falcata ibérica en la película de 2014 de Oliver Stone. Tenía una cabeza de león en la empuñadura y grabados dorados en la hoja.

No estamos seguros de cuán históricamente correcto haya sido dotar a Alejandro Magno de una falcata ibérica, siendo que peleaba en Macedonia. Lo más probable es que, en la realidad, haya usado una espada llamada kopis, bastante parecida a la falcata. El kopis surgió en Grecia y medía 65 cm, aunque luego se fue acortando hasta llegar a medir 48 cm en la época de Alejandro Magno.

Aunque no sea históricamente correcto, a nosotros nos vuelve locos esa falcata. Tanto así que incorporamos dos falcatas ibéricas de Acero Marto a nuestro stock. La de Alejandro Magno y una falcata genérica pero no menos bella, los invitamos a tentarse con ellas.