Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Close
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Gallo 491 (C1172ABI)
(011) 4865-7871 [email protected]
Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Hachas Vikingas – Acero Marto | Amaterasu

Cuando pensamos en hachas vikingas, solemos pensar en hachas de combate, y la imagen que se forma en la mente es la de un arma enorme que solo un troll podría empuñar. En la realidad, las hachas vikingas de batalla eran livianas, rápidas y bien balanceadas. Eran perfectas tanto para ataques rápidos y mortales como para una gran variedad de movimientos agresivos y bien pensados.

El hacha solía ser el arma de elección para los más pobres. Incluso a granja más precaria tenía en su haber un hacha para cortar madera. En un momento de desesperación, hasta el granjero más pobre podría usar su hacha de cortar madera en una pelea.

Las hachas de batalla, sin embargo, estaban diseñadas un tanto diferente de las hachas de cortar madera.

Hachas Vikingas de batalla

En la era vikinga las hojas de las hachas tenían una gran variedad de formas distintas. En la primera parte de la era vikinga, el borde con filo tenía entre 7 y 15 cm de largo, aunque fueron aumentando de tamaño con el correr de los años. Las Breið-øx, o hachas vikingas anchas, tenían una hoja con forma de media luna que media entre 22 y 45 cm de largo.

Las hachas solían tener una forma triangular, o de cuña. La sección donde el metal se unía con a madera, cerca del borde, solía tener forma de diamante, lo que les proporcionaba mayor fuerza según el peso del hierro. Algunas cabezas de hacha tenían hojas finas y elegantes. Eran demasiado delicadas para cortar madera, pero podían partir un cráneo en dos sin ningún problema.

El mango de las hachas vikingas era de madera. Una fuente, Kirpichnikov, sugiere que los mangos de las hachas solían medir alrededor de 80 cm de largo. Seguramente el mango variaba en tamaño dependiendo del uso que se le fuera a dar al hacha. Las hachas vikingas de cabeza pequeña tenían mangos cortos y solían usarse con una sola mano, mientras que las de mango más largo solían tener hojas más importantes y eran empuñadas a dos manos.

Hachas Vikingas de dos hojas

En el imaginario colectivo, los vikingos usaban cascos con cuernos enormes y amenazantes, y hachas de doble hoja con las que sembraban el terror de los pueblos a los que saqueaban. La realidad es que ambas hipótesis forman parte de un mito muy arraigado en la cultura popular. No existe evidencia arqueológica que sugiera el uso de hachas de doble hoja, aunque se vean increíbles.

Las hachas vikingas de doble hoja, sin embargo, han formado parte de nuestra concepción vikinga de los últimos cien años, por lo que su uso está muy extendido en producciones cinematográficas e ilustraciones por igual. Tan magníficas son, que aceros Marto las ha convertido en realidad y las hemos incorporado a nuestro stock. ¿Qué esperás para incorporar esta arma a tu colección?

Fuente: Traducción y adaptación http://www.hurstwic.org/history/articles/manufacturing/text/viking_axe.htm

Hacha Vikinga de dos hojas

Hacha Vikinga de dos hojas fabricada en Zamak y empuñadura de madera. Es perfecta para coleccionar y exhibirla en una pared o escritorio adornano el ambiente con una porción de historia.
El uso de armas era fundamental en la cultura escandinava durante la Era Vikinga y, cada vikingo libre -cada bondi – no sólo poseía y llevaba algún arma siempre consigo sino que estaba familiarizado con su uso y manejo. Llevar armas era uno de los derechos fundamentales de los hombres libres; el propio Hávamál reza