Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
¡Envíos a todo el país! Consultanos los costos. ¡Tenemos promociones!
(011) 4865-7871 [email protected]
Close
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Gallo 491 (C1172ABI)
(011) 4865-7871 [email protected]
Horario de atención: Lunes a Viernes 12hs a 18hs | Sábados de 11hs a 14hs
Mitos sobre las armaduras – El peso

La historia de las armaduras está llena de leyendas románticas, mitos sangrientos e ideas ampliamente equivocadas.

La idea de que un hombre con armadura apenas podía moverse y, una vez que caía al suelo no podía levantarse, no tiene fundamento histórico.

Pero… ¿Eran la armaduras extremadamente pesadas e inmovilizaban a quién la usara?

¿Cuánto pesaban las armaduras?

Una armadura para la batalla pesaba aproximadamente entre 20 y 25 kg, con el casco se sumaban unos 2 a 4 kg más. Los kilos detallado equivalen a casi el peso del equipo completo de un bombero, o lo que la mayoría de los soldados llevaban a la batalla desde el siglo XIX.

En el caso de la distribución del peso, una armadura bien equipada se distribuía por todo el cuerpo no como la mayoría de los equipos modernos que se apoyan principalmente en los hombros o la cintura .

Básicamente, no fue hasta el siglo XVII que el peso de la armadura de batalla aumentó y solo para hacerlas a prueba de balas.

Al mismo tiempo, una armadura completa fue cada vez más difícil de ver, ya que solo se crearon placas de metal para proteger partes vitales del cuerpo, como: cabeza, torso y manos.

¿El cambio a armaduras de placas perjudicó la movilidad?

En particular una armadura de placas se compone de elementos individuales para cada extremidad, por eso la idea de que complicaba la movilidad tampoco es cierta.

Cada elemento consistía en tiras de metal (lamas) y placas, unidas por remaches móviles y correas de cuero, que permitían prácticamente todos los movimientos sin ningún tipo de restricción.

Entonces… ¿Ninguna armadura impedía la movilidad de un caballero?

Hay algunos casos excepcionales en los que la armadura era extremadamente pesada, por ejemplo, las armadura de torneo que se fabricaban solo para ocasiones muy específicas y un período limitado de tiempo.

El hombre de armas (caballería pesada)  montaba su corcel con la ayuda de su escudero o un pequeño paso, y las últimas piezas de su armadura se ponían después de sentarse de forma segura en la silla de montar.

(011) 4865-7871
[email protected]
Gallo 491 (C1172ABI)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Argentina